Inversión en Madera

Inversión en madera y árboles

Desde hace un tiempo a esta parte hemos podido ver en diferentes redes de anuncios algunas empresas que proponen una nueva forma alternativa de inversión: La madera. Aunque a primera vista pueda parecer una locura, vamos a analizar que ofrecen este tipo de empresas al proponer la compra de árboles.

  1. El inversor compra árboles de rápido crecimiento de maderas nobles. (Nogal, Teca, roble,…).
  2. El rápido crecimiento de estos árboles provoca que la inversión se aprecie al aumentar la cantidad de madera en poco tiempo
  3. La inversión es a largo plazo. En unos 15 años, el arbol estará listo para ser vendido a la industria maderera.
  4. Es una buena contribución al mantenimiento del medio ambiente, preservando ecosistemas y una industria maderera sostenible.

El mecanismo es fácil: el inversor compra árboles y la empresa se compromete a proporcionarles los cuidados necesarios durante el periodo de crecimiento. Un seguro frente a posibles riesgos (incendios, plagas, etc.) hace la inversión más segura. Llegado el momento de la tala, la empresa se encarga de ello y de vender el producto resultante en nombre y por cuenta del propietario, reteniendo un porcentaje entorno al 10% en compensación.

Un punto a tener en cuenta es la dificultad de liquidar la inversión antes de tiempo. Pese a que las empresas que comercializan estos productos se esfuerzan en crear un mercado secundario para dar salida a quienes quieren abandonar la inversión antes de llegar al momento de la venta de la madera, no cabe duda de que se tratará, en el mejor de los casos, de un mercado con mucha menor liquidez que los mercados financieros.

Una nueva forma de invertir